De todos es sabido que la cara es el espejo del alma y por eso tener la piel cuidada e hidratada a cualquier edad es importante. Pero, a medida que pasan los años, nuestro rostro va perdiendo firmeza y elasticidad.

El paso del tiempo hace que los músculos de la cara pierdan firmeza y tono, y aunque es algo normal y parte de nuestro proceso vital, en  este post queremos contarte cómo conseguir una expresión natural y rejuvenecida en tu rostro.

Una de las consecuencias del paso del tiempo en nuestro rostro es que, sobre todo a partir de los 45 años,  provoca cambios en la estructura facial. La mandíbula pierde definición, el óvalo facial se destensa, la piel del cuello sufre una mayor flacidez… Además, los pliegues de la boca se acentúan, y aparecen bolsas producidas por la pérdida de tensión de la piel en los párpados superiores e inferiores. Estos efectos pueden llegar a provocar una expresión no deseada de tristeza o, incluso, dar un aspecto de estar enfadado.

Consigue una expresión natural en el rostro a través de Lifting

El lifting facial es una intervención quirúrgica que, por sí sola, o combinada con otras (como por ejemplo con la blefaroplastia), permite recuperar una expresión facial rejuvenecida.

Debes saber que existe más de un tipo de lifting facial. Concretamente, cuatro diferentes:

Lifting Frontal, para la frente frente y entrecejo; Lifting Facial, para la zona central de la cara (pómulos y mejillas); Lifting Cervical para el cuello y mandíbula; y por último, la combinación de las 3 anteriores que es un Lifting Integral.

Es importante tener presente que siempre será el cirujano especialista el que valore en la primera visita qué lifting es el más adecuado para cada paciente. 

Si tu piel empieza a notar los signos de la edad, solicítanos toda la información que necesites sobre como atenuar estos efectos. Te ampliamos toda la información AQUÍ

Un cirujano experto en cirugía estética facial valorará tu caso de forma personalizada y acorde a tus objetivos.