¿Cómo podemos corregir tus orejas de soplillo? Para contestar a esta pregunta, existen diferentes opciones de tratamientos, y hoy vamos a contarte cómo realizar una corrección de las orejas de soplillo mediante cirugía u otoplastia.

El tratamiento de la otoplastia busca corregir de forma permanente la posición de las orejas que las hace ostensiblemente visibles, habitualmente causado por una falta en el pliegue del cartílago o por el desarrollo excesivo del mismo.

Gracias a este tratamiento de otoplastia podremos disfrutar de unas orejas que no llamen la atención, o que puedan ser objeto de burla entre los pacientes más pequeños, encontrándonos mejor con nuestro aspecto físico y mejorando nuestra autoestima.

En una primera visita informativa, el cirujano evaluará tu caso concreto y analizará las posibilidades para corregir las orejas prominentes u orejas de soplillo.

En términos generales se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja que permite modificar la morfología del cartílago, logrando unir la oreja a la cabeza, y disminuyendo esa distancia que genera la oreja de soplillo, siendo lo habitual una duración media de entre 1 y 2 horas. La incisión se realiza con anestesia local y sedación, de forma ambulatoria sin necesidad de que el paciente sea ingresado en el centro hospitalario. En este sentido, es fundamental que la persona que realiza la cirugía sea alguien formado específicamente ello, en este caso, un cirujano plástico, como los que pertenecen a nuestro equipo en la clínica.

En cuanto a la recuperación, esta es fácilmente llevadera utilizando únicamente analgésicos habituales. Entre los cuidados que debemos tener una vez operados, se encuentra evitar durante un tiempo acudir a piscinas, spas, etc. hasta que la herida esté completamente cerrada. Siempre con el fin último de evitar infecciones.

Tras una cirugía de corrección de orejas de soplillo u otoplastia, no debes de preocuparte de las cicatrices ya que son más bien pequeñas marcas gracias a que la incisión se realiza en la parte trasera de la oreja, logrando que esta no sea visible.

La cirugía está indicada tanto para niños (a partir de los 5 años de edad se considera que la oreja ya ha sido formada), como en adultos, hombres y mujeres, por lo que, tanto si es para ti como para tus hijos, siempre es un buen momento para dar el paso y olvidarte de las orejas de soplillo de manera sencilla y definitiva.

Si quieres más información sobre cómo corregir las orejas de soplillo, te ofrecemos una primera consulta informativa donde analizar tu caso. Puedes enviarnos tu solicitud pinchando aquí