El periodo estival nos invita a salir a la calle, a sentarnos en terrazas y a disfrutar de playas paradisíacas y montañas donde poder perdernos. Sea cual sea el plan que hayas escogido para tus vacaciones no puedes olvidarte de tratar diariamente tu piel. Por eso, en este post queremos darte 10 claves para el cuidado de tu piel este verano.

Tips para tener una piel 10

  1. Las altas temperaturas y las agresiones externas hacen que la piel del rostro y el cuerpo se sequen más de lo habitual. Por esta razón es fundamental beber mucho agua y mantener una buena hidratación diaria que permita a nuestra piel hacer frente al calor. Hidrátate.
  2. El exceso de sudor, la contaminación y productos como el maquillaje afectan negativamente a la piel. Para paliar estos efectos la higiene adquiere un rol protagonista y para ello habrá que realizar una limpieza, no demasiado agresiva, dos veces al día.
  3. Tomar el sol hace que adquiramos un bonito tono bronceado, pero también implica que la piel sufra. Ayudar a eliminar las células muertas de nuestro cuerpo se puede llevar a cabo a través de una exfoliación leve, al menos una vez por semana. Nuestro consejo, acelerar el proceso de regeneración de la piel gracias a la realización de tratamientos estéticos como Peeling Químico o Microdermoabrasión siempre y cuando el médico estético lo aconseje.
  4. Elimina el tabaco de tu vida. No sólo es malo para tu piel, sino para todo tu organismo. Sí, este tip es válido para cualquier época del año, no sólo para verano pero creemos que es fundamental para el cuidado de tu piel. Si necesitas ayuda para dejar este mal hábito pide ayuda a tu médico de cabecera.
  5. Protégete de los rayos del sol. Playa significa descanso, relajación y una piel morena, pero no debes olvidar nunca usar una protección solar adecuada a tu tipo de piel. Se puede estar bronceada sin poner en riesgo la salud de nuestra piel.
  6. Tanto si vas a realizarte un tratamiento estético de depilación con láser, como si acabas de eliminar tu vello mediante esta técnica, recuerda que no debes tomar el sol en la zona donde te lo hayas realizado los días anteriores ni posteriores.
  7. Algunos maquillajes incluyen entre sus propiedades protección solar (Solar Protection Factor -SPF-) con lo que podemos llegar a pensar que ya estamos protegidas ante los efectos adversos de los rayos del sol. Sin embargo, en los casos en los que vamos a estar expuestas al sol de manera directa y/o durante un largo periodo de tiempo, lo mejor es evitar tomar el sol con cualquier tipo de maquillaje ya que el sudor mezclado con los cosméticos puede provocar alergias, manchas en la piel o irritación cutánea.
  8. Evita tomar el sol en las peores horas del día. Recuerda que exponerse al sol a partir de las 12 horas del mediodía y hasta las 16 horas de la tarde supone un riesgo innecesario para tu piel.
  9. Refresca tu piel si estás dándote baños de sol. Ya sea metiéndote en el mar en la playa, en la piscina o en un río en la montaña, es importante que refresques tu piel de cuando en cuando para que esta sufra lo menos posible el calor y la larga exposición solar.
  10. Por último, recuerda echarte after sun después de una toma prolongada de rayos solares durante el día. Hidratará y dará elasticidad a tu piel, además de dejarte un agradable efecto refrescante.