Muchos de nuestros pacientes se acercan hasta nuestra consulta para obtener información sobre cómo conseguir un rostro con un perfil más armónico. Para ello, existen diferentes técnicas de cirugía estética que, combinadas entre sí, hacen posible obtener el perfil deseado. El conjunto de estas intervenciones se conoce como Perfiloplastia.

¿Qué es la Perfiloplastia?

Como te explicábamos anteriormente, la Perfiloplastia es un conjunto de técnicas, normalmente de cirugía estética, que se utilizan para corregir las facciones que resaltan en el perfil del paciente. De esta forma, se logra remodelar los rasgos que destacan excesivamente para que, una ver realizada la intervención o intervenciones, estos queden proporcionados con respecto a las demás facciones de la cara.

Normalmente, las cirugías estéticas más utilizadas para llevar a cabo una Perfiloplastia son la cirugía de nariz (rinoplastia) y de mentón (mentoplastia). Pero también se pueden llevar a cabo otras como la cirugía de pómulos (malarplastia), de la frente (frontoplastia) e incluso realizarse retoques en labios y papada. Hoy te vamos a hablar de las dos primeras:

Rinoplastia: Para conseguir un perfil armónico, es importante equilibrar el tamaño de la nariz del paciente con el resto de facciones de su rostro. Ya sea por exceso o por defecto, el objetivo de la rinoplastia es modificar el tamaño y/o la forma de la nariz para mejorar las proporciones de la misma con el conjunto de la cara.

Esta cirugía estética puede se suele llevar a cabo por motivos exclusivamente estéticos (rinoplastia) aunque, en ocasiones, también puede realizarse por motivos funcionales (rinoseptoplastia). Si deseas más información sobre esta intervención estética, en qué consiste el preoperatorio y postoperatorio o si directamente quieres solicitar una primera consulta gratuita puedes pinchar aquí o escribirnos en nuestro apartado de contacto.

Mentoplastia: a la hora de llevar a cabo una Perfiloplastia siempre hay que tener en cuenta dos factores principales. Uno de ellos, es el tamaño y la forma de la nariz, del que os hemos hablado en el párrafo anterior. El otro, es la forma y la posición de la mandíbula y el mentón del paciente.

La Mentoplastia es una intervención que normalmente se realiza para aumentar el volumen y la proyección del mentón, en aquellos casos en los que el paciente presente una barbilla demasiado pequeña o esta esté retraída. También puede llevarse a cabo cuando la mandíbula es demasiado prominente.

Existen varias formas de conseguir el tamaño y la posición deseadas para que una mandíbula sea armónica con respecto al resto del rostro. Te las explicamos aquí. Si quieres más información sobre esta cirugía estética ponte en contacto con nosotros para una primera valoración por parte de nuestros especialistas.

Como puedes ver, la Perfiloplastia es una combinación de cirugías estéticas cuyo objetivo es lograr la armonización del perfil del paciente para poder exprimir al máximo la belleza de su rostro.

Es importante que, para conseguir los resultados más naturales y satisfactorios, los pacientes sigan las recomendaciones de nuestros especialistas en cirugía estética. Para ello, solicita una primera consulta gratuita en nuestro teléfono 913574620 o a través de nuestro formulario de contacto.