Las orejas son uno de los rasgos más visibles en nuestro rostro. En términos generales nunca nos fijaremos en lo bonitas que son, o lo bien proporcionadas que están. Pero sí destacarán rápidamente, tanto en niños como en adultos, si estas son prominentes. Hoy hablaremos sobre las múltiples soluciones para corregir las orejas de soplillo.

Muchas intervenciones y tratamientos tienen un efecto positivo en nuestros pacientes a la hora de mejorar su autoestima tanto física como psicológica.  La corrección de orejas prominentes merece una mención especial por su altísimo grado de satisfacción. Si es tu caso, o el de algún familiar o conocido, no tienes porqué preocuparte ya que existen múltiples formas de tratar este característico rasgo físico.

El 5% de la población padece de orejas de soplillo

Se calcula que el 5% de la población padece de orejas prominentes o en asa y esto puede llegar a afectar a la autoestima de la persona que lo sufre, especialmente durante la infancia. La buena noticia es que, desde que el paciente cumple los 8 años (edad en que las orejas han alcanzado su tamaño adulto), pueden ser corregidas por especialistas estéticos, siempre que el pequeño lo desee y sus tutores legales estén de acuerdo con el procedimiento. 

Existen diferentes soluciones para corregir las orejas de soplillo, que se clasifican en dos grandes grupos: 

Soluciones permanentes: opciones para corregir las orejas de soplillo de forma definitiva. Nuestra intención es que tanto los resultados como la satisfacción de nuestros pacientes sea lo más duradera posible. En el caso de los tratamientos para la corrección de orejas en asa, nuestro equipo médico ofrece dos posibles soluciones. 

  • Otoplastia: Se trata de una cirugía estética que se realiza para recolocar, remodelar o reducir el tamaño de las orejas. A través de una intervención de este tipo, se corrige la separación de los pabellones auriculares con respecto a la cabeza y mejora la forma de las orejas. Normalmente se emplea anestesia local, pero dependiendo de la edad del paciente se puede emplear sedación o, incluso, anestesia general. 
  • Earfold: Se trata de una nueva técnica para tratar las orejas desapegadas sin cirugía. Gracias a la inserción de un implante de titanio en el polo superior de la oreja, se consigue dar forma al antihélix. Los resultados son visibles nada más aplicarse el tratamiento y no requiere post operatorio. El paciente podrá incorporarse de forma inmediata a su vida normal. Para saber qué solución permanente es la más indicada para cada caso, lo mejor es concertar una primera cita gratuita con nuestro equipo de especialistas  pinchando aquí. 

Soluciones temporales: tratamientos que modifican temporalmente la forma de las orejas.  

  • Correctores estéticos: existen prótesis de silicona transparente e hipoalergénica, que se colocan en la zona posterior de la oreja y que se fijan a la parte contigua de la cabeza con un adhesivo sanitario especial. De esta forma se consigue un resultado inmediato, pero con una serie de inconvenientes, como la necesidad de reemplazar constantemente las prótesis. 
  • Férulas: son dispositivos de plástico o metal que remodelan los pliegues del cartílago.

Recuerda, antes de tomar una decisión es muy importante tratar tu caso con un cirujano plástico para que pueda valorar tu caso. El departamento de cirugía plástica, estética y reparadora dirigido por el  Doctor Ángel Juárez cuenta con un equipo especializado en corrección de orejas de soplillo. Pide una cita y nuestros expertos te darán una solución rápida, segura y duradera.