Septiembre es sinónimo de vuelta a la rutina y con ella retomamos los buenos hábitos que hemos perdido durante la estación estival. De nuevo, volvemos a preocuparnos por el cuidado de la piel del rostro pero como es normal, las agresiones externas, la exposición al sol y el paso natural del tiempo hacen que aparezcan síntomas de deterioro, pérdida de brillo e incluso flacidez.

El uso diario de cremas hidratantes y/o cremas antiarrugas son fundamentales para el mantenimiento del cutis. Es importante llevar a cabo este ejercicio de higiene facial de manera constante y concienzuda si queremos preservar al máximo el buen aspecto de nuestro rostro.

Sin embargo, llega un momento en el que el uso de estos cosméticos se pueden combinar con tratamientos especializados que nos ayudarán a devolver a nuestra cara el brillo natural y tono que se merece.

Estos son los tratamientos faciales de medicina estética imprescindibles para este septiembre:

Peeling Químico: Se trata de uno de los tratamientos más utilizados en medicina estética para mejorar el aspecto de la piel. A través de la aplicación de un agente irritante en el rostro se produce la renovación de las capas de piel, acelerando su proceso natural y sustituyéndolas por otras nuevas de mejor calidad.

La aplicación del Peeling Químico facial se utiliza para mejorar las manchas que aparecen en el rostro, para atenuar las arrugas y, como hemos dicho antes, para mejorar la calidad de las nuevas capas de piel que se generan.

Existen varios tipos de Peelings Químicos faciales dependiendo de los resultados que esperamos obtener. Por ello, lo mejor es consultar a nuestros especialistas en medicina estética para que puedan asesorarte y ofrecerte la opción más indicada para tu caso en concreto.

INDIBA: La radiofrecuencia INDIBA utiliza una energía localizada (diatermia) a través de la cual eleva la temperatura de los tejidos del rostro (piel y grasa). Este tratamiento está recomendado para reafirmar la piel de la cara, para remodelar y reducir grasa en determinadas zonas faciales e incluso, para ser utilizada después de una cirugía ya que favorece la cicatrización, mejora el drenaje linfático y el riego sanguíneo en las zonas donde se aplica.

Para poder llevar a cabo este tratamiento es necesario que el paciente se acerque a una primera consulta con el especialista en medicina estética donde poder realizarse una historia clínica, así como explorar las zonas que se van a tratar y el número de sesiones que necesita.

Bioestimulación: El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) está indicado para mejorar el envejecimiento de la piel, devolver el tono y la luminosidad del rostro mediante una activación biológica de los fibroblastos (células encargadas de dar soporte y turgencia a los tejidos).

Para llevar a cabo este tratamiento es necesario extraer una pequeña muestra de sangre al paciente y procesarla para obtener el PRP, que se enriquece y se inyecta superficialmente bajo la piel mediante micro inyecciones.

Estos son algunos de los tratamientos faciales de medicina estética imprescindibles para este mes de septiembre. Si deseas información sobre alguno de los tratamientos faciales que has visto o de cualquier otro, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono 913574620 o a través de nuestro formulario de contacto.