Elevación de Pecho

La elevación de pecho o Mastopexia es un procedimiento quirúrgico que levanta y da forma a las mamas caídas.

La intervención permite elevar el complejo areola-pezón a su posición ideal. Además, se consigue remodelar el tejido mamario para obtener una mama estéticamente bonita.

Diversos factores como embarazos, lactancia, cambios de peso, envejecimiento y la gravedad, producen cambios en la apariencia de las mamas. A medida que la piel pierde su elasticidad, las mamas pierden con frecuencia su forma y empiezan a caer.

En ocasiones se puede recurrir a la colocación de un implante mamario para dar volumen y proyección a la mama a la vez que se remodela y se coloca en su posición ideal. Existen varias técnicas quirúrgicas distintas para dar forma y elevar las mamas. Esta intervención puede reducir también el tamaño de la areola.

La clínica del Dr. Ángel Juárez cuenta con los mejores especialistas en Mastopexia, así como una amplia experiencia en este tipo de intervenciones. Puedes concretar una cita con el equipo de especialistas de la clínica a través del formulario de contacto.

Solicita Información

¿Quién puede someterse a una elevación de pecho?

La mastopexia está especialmente dirigida a mujeres que después de embarazos, lactancia, cambios de peso, envejecimiento y gravedad tienen cambios en la apariencia de sus mamas.

¿En qué consiste la intervención?

Es una intervención que se realiza bajo anestesia general en un quirófano y requiere habitualmente un ingreso de 24 horas. La duración aproximada es de 2 a 3 horas, dependiendo de la técnica empleada y si se va a realizar un aumento mamario asociado o no.

Para cada mama se decide la técnica quirúrgica más adecuada. Las incisiones se realizan alrededor de la areola si las mamas son pequeñas y con ptosis discretas. Cuando la mama es de mayor tamaño o la ptosis es más marcada, es necesario realizar también una incisión vertical desde la areola hasta el surco de la mama.

En ocasiones, puede requerirse una incisión horizontal a lo largo del surco submamario. La cirugía consiste en elevar el complejo areola-pezón a su posición ideal y remodelar el tejido mamario restante para dar forma a la mama y fijarla para evitar su caída posterior.

Si se desea aumentar el volumen o dar más proyección a la mama puede ser necesario colocar un implante mamario.

Al finalizar la cirugía se coloca un vendaje en el pecho y se deja un tubo de drenaje en cada mama que habitualmente se retira al día siguiente.

El mejor equipo de cirujanos estéticos especializados en elevación de mamas

Preoperatorio de una elevación de mamas.

En la primera visita se evaluará el grado de ptosis o caída mamaria, el tamaño y forma de las mamas, las características de la piel, el aspecto del tórax, la forma y el tamaño de las areolas y la existencia o no de asimetrías.

Se explicarán las distintas técnicas quirúrgicas según las características de la mama y las preferencias de la paciente. Es importante conocer las expectativas de la paciente y valorar si se desea un aumento de volumen mamario conjuntamente con una elevación mamaria.

En esta primera visita se le expondrán las diversas técnicas quirúrgicas. El cirujano debe conocer las preferencias y expectativas de la paciente, especialmente si desea realizar un aumento del volumen mamario conjuntamente con una elevación mamaria.

Es necesario un estudio preoperatorio y una consulta con el servicio de Anestesia previamente a la cirugía.

Cuidados postoperatorios de una elevación de pecho

  • Al día siguiente de la intervención se retiran los tubos de drenaje y el vendaje se cambia por un sujetador de algodón sin varillas, que la paciente tendrá que llevar día y noche durante cuatro semanas.
  • La paciente se notará cansada durante unos días y durante el postoperatorio se recomendará un reposo relativo, sin realizar esfuerzos físicos, pudiendo hacer una vida totalmente normal al mes de la cirugía.
  • No es necesario retirar las suturas, ya que se reabsorben solas.
  • Se recomendarán drenajes linfáticos para disminuir la inflamación. La hinchazón puede tardar hasta dos meses en remitir por completo.
  • Tras la mastopexia puede ser normal notar una disminución en la sensación de los pezones. Esta situación es generalmente temporal.
  • Las cicatrices al principio estarán duras y sonrosadas. En general mejoran con el tiempo; puede tardar más de un año en verse el resultado definitivo de las cicatrices.

Cirugía especializada en mamas

REDUCCIÓN DE PECHOS

AUMENTO DE MAMAS