USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

 

Carboxiterapia - Tratamiento Anticelulítico

La carboxiterapia consiste en la infiltración del gas CO2 (dióxido de carbono) a través de una aguja de pequeño calibre en la zona a tratar.

MECANISMO DE ACCIÓN

Se produce una oxigenación del tejido debido al intercambio gaseoso, se restaura la microcirculación y se estimula la síntesis de colágeno mejorando así la elasticidad de la piel. Por otro lado produce una distensión del tejido celular subcutáneo, liberando bradiquinina, serotonina, histamina y catecolaminas, que estimulan receptores beta-adrenérgicos, generando una lipólisis.

INDICACIONES

La carboxiterapia está indicada especialmente en celulitis, grasa localizada, estrías y flacidez. También es efectiva en el tratamiento de las ojeras y en rejuvenecimiento facial.

SESIONES

El número de sesiones varía de unos pacientes a otros en función del caso y de la zona a tratar. Generalmente se necesitan un mínimo de diez sesiones a nivel corporal y cuatro o cinco a nivel facial. Después se realiza una sesión al mes de mantenimiento.

CONTRAINDICACIONES

Está contraindicada en pacientes con insuficiencia renal, insuficiencia respiratoria, hipertensión arterial severa, tromboflebitis aguda, proceso oncológico activo, epilepsia, y en embarazadas.