Hilos Tensores Faciales

Tratamiento que consiste en la implantación debajo de la piel de múltiples mini-hilos de un material llamado polidioxanona, formando una red vectorial que actúa como soporte de los tejidos. Se consigue un "efecto lifting".

El efecto tensor comienza a apreciarse de forma inmediata y se acentúa con el tiempo.

Mejora la flaccidez de la piel, las arrugas se atenúan y se reafirma el ovalo facial a medida que los hilos van realizando su trabajo.

El resultado óptimo se alcanza entre uno y tres meses después y se mantiene durante más de un año.

Estimula el rejuvenecimiento de la piel, favoreciendo la producción natural de colágeno y elastina, aportándole vitalidad y una mayor luminosidad.

El paciente puede reincorporarse a su vida cotidiana de forma inmediata incluso sin maquillarse. Puede salir algún hematoma o un ligero enrojecimiento. El tratamiento se realiza en consulta.