USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

 

Este artículo me ha parecido Sin valorarEste artículo me ha parecido MaloEste artículo me ha parecido RegularEste artículo me ha parecido BuenoEste artículo me ha parecido Muy BuenoSin valorar
Reportar este artículo al admistrador
Para añadir este artículo a tus favoritos deberás registrarte o identificarte
 escrito por elDoctor

¿De qué estamos hablando? ¿Traumas infantiles, perfeccionismo o simplemente miedo al envejecimiento?

Si difícil era decir pronunciar su apellido, ahora habría que añadir un plus de dificultad a la actriz estadounidense, famosa, entre otros papeles, por el de Bridget Jones. El de la dificultad del palabro que podría definir su excesivo amor por las cirugías y los cambios estéticos: dismorfofobia. Su nuevo rostro, seguramente mezcla de cirugía plástica y arreglos estéticos, que se suman a otros de los últimos años ha hecho saltar las alarmas de que podría sufrir dismorfofobia, “un defecto según el cual una persona tiene una visión distorsionada de su aspecto físico”, explica el doctor Ángel Juárez, jefe de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital de la Zarzuela, en Madrid. “Se trata de individuos que, en general, ven defectos físicos donde no los hay o que magnifican pequeños defectos”, continúa.

¿Pueden esas operaciones mejorar su trauma? ¿Se elimina la dismorfofobia a base de cambios estéticos? En opinión del doctor Juárez, radicalmente no, “no son pacientes a los que la cirugía estética pueda ayudar, puesto que nunca van a estar satisfechos con su físico. En su caso, deben recurrir mejor a la psicología. Suelen ser personas muy perfeccionistas. Por otro lado, el origen de ese malestar habría que buscarlo en situaciones traumáticas seguramente ocurridas durante la infancia y la adolescencia”.
 
Sin llegar a padecer esta enfermedad, hay personas que simplemente se someten a un exceso de cambios estéticos, asociados a un miedo desmesurado a los efectos del envejecimiento. Esto suele ocurrir especialmente entre aquellos para quienes su aspecto físico ha sido o es un “una herramienta importante en su trabajo o para su éxito social, como ocurre en el caso de actores o modelos”, en palabras del doctor Juárez. Tal vez sea esa la tipología de pacientes de cirugía plástica y de arreglos de medicina estética en la que podría encuadrarse a Zellweger.
 
En estas situaciones siempre nos preguntamos por la ética de estas especialidades de la medicina y la conveniencia o no de ponerla en práctica con estos pacientes. Una interrogante a la que el doctor Juárez tiene una respuesta muy clara y contundente: “Cuando un cirujano plástico se encuentra ante pacientes de este tipo debe evitar operarlos. Suelen acudir a varios cirujanos plásticos o demandar múltiples tratamientos de medicina estética, por lo que a veces se convierten en caricaturas de sí mismos si los profesionales ceden a sus "exigencias".
 
En los últimos años, no solo esta actriz, sino muchos otros famosos ha visto literalmente deformados su rostros, para peligro incluso de sus carreras, debido a sus múltiples “arreglos”. No debería ser necesariamente achacable a la cirugía, sino al mal abuso de la misma. “Hay que tener siempre en cuenta –explica Juárez- que las técnicas quirúrgicas y de medicina estética bien indicadas y aplicadas, pueden mejorar el aspecto y disimular los efectos del envejecimiento”. El problema es el abuso, ya que, en efecto, “si se abusa de ellas producen el efecto contrario: provocan otros defectos, cambiando el aspecto de los rasgos y, por lo tanto, distorsionando nuestra propia imagen”, concluye.

Comentar La nueva Renée Zellweger, sin arrugas, con nuevos ojos, nueva boca y algún retoque en la nariz podría sufrir dismorfofobia

Nombre/Nick*:

E-mail:

Noooo puedes pasaaaaaar!!

Escribe lo que ves arriba, no lo entiendo...

Buscador

Suscripciones

¿quieres recibir un aviso de actualizaciones?
(11 suscritos)

Síguenos en...

Últimos comentarios

 Manuel en EarFold, nuevo tratamiento para las orejas de soplillo: Buenas tardes, me gustaría conocer el presupuesto ap...
 Manuel en EarFold, nuevo tratamiento para las orejas de soplillo: Buenas tardes, me gustaría conocer el presupuesto ap...
 Carla en PECHO BIEN HECHO: Hola doctor, demasiado tarde, ya me operé jeje, el ci...
 elDoctor en PECHO BIEN HECHO: Hola Carla, gracias por registrarte en el blog y realizar tu...
 Carla en PECHO BIEN HECHO: Hola doctor me gustaría q me aconsejarás sobre...
 Syneron-Candela en GLÚTEOS DE CINE: Buenas tardes, Dr. Juárez. Estamos completamente de acuerdo...
 Luis Javier en LA CIRUGíA RESPONSABLE: Hola buenos días, recientemente ha salido una noticia d...
  en UNA SOLUCIÓN QUIERO POR CRISTINA TARREGA: Tita Lola, me temo que no podemos dar respuesta a la pregunt...
 Tita Lola en UNA SOLUCIÓN QUIERO POR CRISTINA TARREGA: Cristina donde puedo comprar la crema de las bolsas de los o...
 Cristobal en VADE RETRO CICATRIZ: Tengo un lipoma en la frente desde hac ya tiempo, que no me ...
  en VADE RETRO CICATRIZ: Luis Javier,  Para el cuidado de las cicatrices es fun...
 Luis Javier en VADE RETRO CICATRIZ: Hola, buenos días, acabo de ver el artículo......
 Paloma en GLÚTEOS ARRIBA: Para mi sería una solución perfecta, porque no...
 Marga en ENTREVISTA DE EUROPA PRESS : Me parece super interesante poder llevar a cabo mas de un "r...
 Andrea en ENTREVISTA DE EUROPA PRESS : Muchas gracias por el recorte, le echaré un vistazo, ...