USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

 

Este artículo me ha parecido Sin valorarEste artículo me ha parecido MaloEste artículo me ha parecido RegularEste artículo me ha parecido BuenoEste artículo me ha parecido Muy BuenoSin valorar
Reportar este artículo al admistrador
Para añadir este artículo a tus favoritos deberás registrarte o identificarte
 escrito por elDoctor

Las últimas apariciones de la Reina han vuelto a cuestionar su verdadero estado físico. El pasado 24 de octubre en www.elespanol.com se publicó el artículo "La delgadez de Letizia, debate nacional: de la talla 38 a la 34..."

La reina, en el último premio Planeta y en una imagen de 2015.

<...>

¿MUSCULACIÓN O BRAQUIOPLASTIA?

En cualquier caso, independientemente de su talla, de lo que no hay duda es de la afición de la esposa de Felipe VI a mantenerse en forma y comer sano. La reina, embajadora de la FAO, es asidua al gimnasio de Zarzuela, donde practica desde musculación hasta fitness pasando por zumba.

Además de la mencionada delgadez, la otra palabra que más ha sonado en los últimos días al referirse a Letizia es braquioplastia. Se trata de una técnica de cirugía estética que consiste en eliminar la grasa y el exceso de piel en los brazos a fin de evitar la flacidez propia de un adelgazamiento masivo o, como sería el caso, del paso del tiempo. Su precio oscila entre los 3.000 y los 8.000 euros dependiendo del grado de caída de brazos del paciente. El tiempo de intervención es de unas dos horas.

Es una técnica solicitada principalmente por mujeres, tal y como revela a este medio el doctor Ángel Juárez, del hospital La Zarzuela. Los resultados comienzan a hacerse visibles a partir del tercer mes. Durante el primero, el paciente ha de llevar un manguito o faja de brazos, según el doctor Miguel de la Peña, director de las clínicas Diego de León, quien ha intervenido a varios rostros conocidos de este país.

Sin embargo, y pese a la tersura, firmeza y equilibrio de los brazos de la reina Letizia, la mayoría de cirujanos plásticos consultados por EL ESPAÑOL descartan que la braquioplastia haya sido la opción por la que se haya decantado la esposa del monarca patrio. "Cuando uno se mantiene en su peso, como es el caso, es muy raro que aparezca la flacidez", explica el doctor Juárez. Y prosigue: "Ella es una persona fibrosa y se mantiene en forma gracias al deporte. Además, ésta es una cirugía que deja cicatrices visibles -aunque pequeñas- que no pueden disimularse y hace muy complicado el poder lucir camisetas o vestidos con los hombros al aire", como es el caso de los últimos días, en los que la esposa del rey Felipe ha lucido sus brazos más que en ninguna otra ocasión.

<...>

Ver artículo completo