USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

 

Este artículo me ha parecido Sin valorarEste artículo me ha parecido MaloEste artículo me ha parecido RegularEste artículo me ha parecido BuenoEste artículo me ha parecido Muy BuenoSin valorar
Reportar este artículo al admistrador
Para añadir este artículo a tus favoritos deberás registrarte o identificarte
 escrito por elDoctor

El doctor Ángel Juárez, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital La Zarzuela de Madrid, recomienda los tratamientos estéticos combinados, como el cóctel vitaminas + ácido hialurónico, para rejuvenecer la piel en una sola sesión y lucir radiante estas fiestas.

 

COMBINADO DE VITAMINAS + ÁCIDO HIALURÓNICO PARA PIELES ‘MALTRATADAS’

Este tratamiento, que combina la aplicación de ácido hialurónico y una serie de activos nutritivos ayuda, combate la falta de firmeza y densidad al tiempo que rejuvenece e ilumina la piel. Una mezcla de hidratación profunda y nutrición perfecta para pieles envejecidas y desvitalizadas.

En qué consiste: “Mediante mesoterapia y tras la aplicación de una crema anestésica de alta concentración, se realizan una serie de pequeñas infiltraciones intradérmicas indoloras que logran la reactivación celular”, explica el doctor Ángel Juárez, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital La Zarzuela de Madrid. “Según la zona a tratar –cara, cuello o escote- y las necesidades del paciente, se elabora un ‘cóctel’ personalizado que combina ácido hialurónico, vitaminas A, B, C y E que estimulan el buen funcionamiento celular, aminoácidos para favorecer la producción de elastina y colágeno cutáneos y antioxidantes que reducen los radicales libres responsables del envejecimiento de la piel”, añade Juárez.

En base a las necesidades del paciente, se establece el número de sesiones adecuado; generalmente, de una a cuatro. No obstante, los resultados son visibles desde la primera sesión. Este tratamiento mínimamente invasivo puede combinarse a su vez con otros para reforzar su acción.