Fuente: Estetic.es

Llegan las fiestas navideñas y con ellas, las ganas de lucir mejor que nunca en estas fiestas.

Por ello, el doctor Ángel Juárez propone una serie de tratamientos estéticos para que tu rostro, manos y escote brillen durante estas fechas tan señaladas.

PEELING QUÍMICO PARA TRATAR EL ACNÉ Y LAS MANCHAS

Su demanda aumenta hasta en un 40% en otoño, y es que el peeling es un tratamiento estético no invasivo que favorece la eliminación de las células muertas, las manchas y las arrugas superficiales, mejorando la calidad y luminosidad. ”El peeling químico consiste en la aplicación de un agente químico irritante o cáustico en las capas de la epidermis con el objetivo de favorecer su sustitución por otras capas de mejor calidad y textura”, explica el doctor Ángel Juárez.

Aunque a cada paciente se le prescribe un tratamiento personalizado, en el caso de las pieles con tendencia acneica, el doctor aconseja ”un peeling con ácido salicílico de una sesión cada dos o tres semanas (el número de sesiones dependerá del problema a tratar)”. Para tratar las manchas, una sesión con tratamiento pautado en casa sería suficiente.

ÁCIDO HIALURÓNICO Y VITAMINAS PARA LAS PIELES DESHIDRATADAS DESVILATIZADAS

”El ácido hialurónico es una molécula que está presente de forma natural en nuestro organismo y que ‘sujeta’ la dermis al tiempo que preserva la hidratación y elasticidad cutáneas”, señala el doctor. Empleado como relleno, para recuperar el volumen perdido con el paso del tiempo y suavizar pequeñas arrugas, funciona muy bien en el surco nasogeniano, el código de barras, para aumentar el volumen labial, en los pómulos y en el pliegue de marioneta.

Para las pieles deshidratadas, el doctor recomienda una técnica antiaging que combina ácido hialurónico y una serie de activos nutritivos -vitaminas a, b, c, e, aminoácidos, y antioxidantes- que combate la falta de firmeza y densidad de las pieles ‘maltratadas’ y envejecidas. El tratamiento consiste en la aplicación de estos activos en el rostro mediante mesoterapia facial; esto es, una serie de pequeñas infiltraciones intradérmicas para lograr la reactivación celular.

PIEL MÁS LUMINOSA CON BIOESTIMULACIÓN Y MESOTERAPIA VIRTUAL

La infiltración de factores de crecimiento epidérmico resulta muy adecuada para las pieles fotoenvejecidas. ”Mediante la inyección de factores de crecimiento se estimula la síntesis de colágeno y elastina, la piel se regenera y detenemos el adelgazamiento cutáneo”, comenta el doctor Ángel Juárez. El tratamiento consiste en ”centrifugar la propia sangre del paciente para obtener un plasma con concentraciones de factores de crecimiento cinco veces superiores a los de la sangre normal. Al tratarse de un material autólogo, no hay rechazo y los resultados son muy buenos”, asegura el experto.

Por su parte, la mesoterapia virtual es una alternativa a la mesoterapia tradicional ya que no requiere de inyecciones. Resulta muy apropiada para recuperar la luminosidad y tersura cutáneas y paliar la deshidratación. Su tecnología se basa en la electroporación por ondas electromagnéticas que, durante unos segundos, alteran las membranas celulares para que los principios activos (vitaminas, aminoácidos, coenzima Q10 y ácido hialurónico) penetren en las células.

REJUVENECE MANOS Y ESCOTE CON PEELING Y LÁSER CO2 FRACCIONAL ULTRAFINE

Son dos de las zonas de nuestro cuerpo que más acusan los efectos negativos de la exposición solar del verano. En el caso de las manos, el doctor Ángel Juárez recomienda un tratamiento 360º. Peeling para aclarar las manchas que suelen aparecer en el dorso, infiltraciones de ácido hialurórico en los espacios interóseos para hidratarlas y disimular la apariencia de las venas y una mascarilla de factores de crecimiento epidérmicos para revitalizar la piel de la zona.

En cuanto al escote, es una de las zonas que puede sufrir fotodermatosis a causa de la exposición prolongada al sol. ”Para eliminar las manchas y unificar el tono recomiendo dos tratamientos: un peeling superficial que favorezca la eliminación de células muertas y promueva la regeneración celular; y la aplicación de la última generación de láser CO2 fraccional, Ulrafine, que elimina las arrugas superficiales y acaba con las manchas, revirtiendo los efectos del envejecimiento cronológico y solar”, concluye el doctor.